80 aniversario del regreso a Dublín de la Connolly Column

Reportaje fotográfico

Hemos recibido la siguiente información de nuestros compañeros de FIBI:

El 23 de noviembre la FIBI celebró un concierto de gala para conmemorar el regreso de los brigadistas irlandeses a Irlanda hace 80 años. Filmamos el concierto y aquí hay un enlace al tráiler del video. Estamos en el proceso de producir el concierto completo en cd/dvd. Que esperamos tener disponible pronto.

El 1 de diciembre, el alcalde de Dublín recibió a la FIBI y a los familiares de los brigadistas. Lo hizo para que su Oficina pudiera conmemorar el regreso hace 80 años de la Columna Connolly a Dublín. Al hacerlo corrigió un error histórico: que un alcalde pro-franquista, Alfie Byrne, hubiera organizado una recepción de gala en la Mansion House para el contingente de fascistas de O'Duffy cuando regresaron a Dublín en junio de 1937.

Gearóid Ó Machail, en nombre de Fibi Irlanda, agradeció al Lord Mayor por corregir las acciones de su predecesor, en una sala llena de descendientes de los Brigados Internacionales, sus amigos y simpatizantes. Entre las familias representadas estaban las de Charlie Donnelly, Tommy Wood, Dinny Coady, Jack Nalty y Michael O'Riordan. También asistieron miembros de la familia Gannon: Bill Gannon, de North Wall, fue uno de los principales organizadores de los voluntarios irlandeses de las Brigadas. También asistió Deirdre Learmont, de East Wall, cuyo abuelo pacifista viajó desde Glasgow para servir como conductor de ambulancias.

La Mansion Hous está impregnada de historia revolucionaria; fue aquí donde hace poco menos de un siglo se reunió la primera Dail revolucionaria. En su discurso de bienvenida el Lord Mayor recordó a los que se unieron a la causa de la España republicana: "Es muy importante que conmemoremos y celebremos nuestro pasado y lo que hizo el pueblo irlandés, no solo por nuestro país propio sino también por otros países".

Fue de particular importancia tener entre nosotros al hermano de Tommy Wood quien, a los 17 años, fue el más joven de los irlandeses muertos en acción. En relación a su muerte, el gran líder republicano y antifascista Frank Ryan escribió estas palabras, que son aplicables a todos los que hicieron el sacrificio máximo y los que sirvieron heroicamente en las Brigadas Internacionales:

Quiero enfatizar que su vida fue entregada por una gran causa. No vino en busca de aventuras ni de recompensa. Creía en la causa por la cual luchan los pueblos de España, ayudados por hombres como él. Ha dado su vida no solo por la libertad de los pueblos de España, sino por toda la raza humana, y será recordado y honrado por igual con aquellos que dieron su vida por la libertad en Irlanda.

Y como Gearóid Ó Machail dijo al concluir su discurso en nombre de Fibi Ireland: "La lucha continúa"

...

FIBI quiere agradecer a todos los que contribuyeron a un homenaje tan justo a los miembros de las Brigadas Internacionales en el Club Workmans de Dublín el viernes 23 de noviembre de 2018. Los músicos dieron mucho de sí mismos y de su talento para hacer de este 80º aniversario del regreso de la Connolly Column una ocasión tan especial: desde el primer momento, todos tuvieron la suerte de estar allí y se dieron cuenta de que esta sería una noche para recordar. Muchas gracias a Colm Morgan, Mick Hanley, Donal Lunny, Tony Sweeney, Muireann Nic Amhlaoibh, John Faulkner, Andy Irvine y Gallo Rojo. También a Justin McCarthy por su conmovedora lectura de “La tolerancia de los cuervos”, de Charlie Donnelly.

Un enorme agradecimiento también a todos los asistentes y a los que, no pudiendo estar presentes, enviaron donaciones. Hubo gente que viajó desde toda Irlanda y desde más allá para estar allí. Los ingresos de la noche asegurarán la continuación y éxito de nuestro trabajo. Hay mucho trabajo por hacer, pero nunca tendremos otras personas más inspiradoras que aquellos que defendieron la República Española.

Quizás la única nota sombría en la celebración de la resistencia antifascista fue el reconocimiento de que muchos de los que dieron todo en España tal vez nunca se darían cuenta de que su legado sería tan apreciado, que sus nombres serán recordados siempre. Los recordamos más que nunca, se han convertido en una inspiración para esta y las futuras generaciones de personas que reconocen los peligros que nos rodean y la complacencia que permite convertir al fascismo en algo aceptable.

Para resumir, recordemos las inmortales palabras del discurso de despedida de La Pasionaria a los brigadistas que fueron leídas en el concierto:

Hoy se van. Muchos, millares, se quedan teniendo como sudario la tierra de España, el recuerdo saturado de honda emoción de todos los españoles. ¡Camaradas de las Brigadas Internacionales! Razones políticas, razones de Estado, la salud de esa misma causa por la cual vosotros ofrecisteis vuestra sangre con generosidad sin límites os hacen volver a vuestras patrias a unos, a la forzada emigración a otros.Podéis marcharos orgullosos. Sois la historia, sois la leyenda, sois el ejemplo heroico de la solidaridad y de la universalidad de la democracia, frente al espíritu vil y acomodaticio de los que interpretan los principios democráticos mirando hacia las cajas de caudales o hacia las acciones industriales que quieren salvar de todo riesgo.

El 23 de noviembre la FIBI celebró un concierto de gala para conmemorar el regreso de los brigadistas irlandeses a Irlanda hace 80 años. Filmamos el concierto y aquí hay un enlace al tráiler del video. Estamos en el proceso de producir el concierto completo en cd/dvd. Que esperamos tener disponible pronto.

 

El 1 de diciembre, el alcalde de Dublín recibió a la FIBI y a los familiares de los brigadistas. Lo hizo para que su Oficina pudiera conmemorar el regreso  hace 80 años de la Columna Connolly a Dublín. Al hacerlo corrigió un error histórico: que un alcalde pro-franquista, Alfie Byrne, hubiera organizado una recepción de gala en la Mansion House para el contingente de fascistas de O'Duffy cuando regresaron a Dublín en junio de 1937.

 

 Gearóid Ó Machail, en nombre de Fibi Irlanda, agradeció al Lord Mayor por corregir las acciones de su predecesor, en una sala llena de descendientes de los Brigados Internacionales, sus amigos y simpatizantes. Entre las familias representadas estaban las de Charlie Donnelly, Tommy Wood, Dinny Coady, Jack Nalty y Michael O'Riordan. También asistieron miembros de la familia Gannon: Bill Gannon, de North Wall, fue uno de los principales organizadores de los voluntarios irlandeses de las Brigadas. También asistió Deirdre Learmont,  de East Wall, cuyo abuelo pacifista viajó desde Glasgow para servir como conductor de ambulancias.

 

La Mansion Hous está impregnada de historia revolucionaria; fue aquí donde  hace poco menos de un siglo se  reunió la primera Dail revolucionaria. En su discurso de bienvenida el Lord Mayor recordó a los que se unieron a la causa de la España republicana: "Es muy importante que conmemoremos y celebremos nuestro pasado y lo que hizo el pueblo irlandés, no solo por nuestro país propio sino también por otros países".

 

Fue de particular importancia tener entre nosotros al hermano de Tommy Wood quien, a los 17 años, fue el más joven de los irlandeses muertos en acción. En relación a su muerte, el gran líder republicano y antifascista Frank Ryan escribió estas palabras, que son aplicables a todos los que hicieron el sacrificio máximo y los que sirvieron heroicamente en las Brigadas Internacionales:

 

Quiero enfatizar que su vida fue entregada por una gran causa. No vino en busca de aventuras ni de recompensa. Creía en la causa por la cual luchan los pueblos de España, ayudados por hombres como él. Ha dado su vida no solo por la libertad de los pueblos de España, sino por toda la raza humana, y será recordado y honrado por igual con aquellos que dieron su vida por la libertad en Irlanda".

 

Y como Gearóid Ó Machail dijo al concluir su discurso en nombre de Fibi Ireland: "La lucha continúa"

 

 

 

 

 

FIBI quisiera agradecer a todos los que contribuyeron a un homenaje tan justo a los miembros de las Brigadas Internacionales en el Club Workmans de Dublín el viernes 23 de noviembre de 2018.

 

Los músicos dieron mucho de sí mismos y de su talento para hacer de este 80º aniversario del regreso de la Connolly Column una ocasión tan especial: desde el primer momento, todos tuvieron la suerte de estar allí y se dieron cuenta de que esta sería una noche para recordar.

 

Muchas gracias a Colm Morgan, Mick Hanley, Donal Lunny, Tony Sweeney, Muireann Nic Amhlaoibh, John Faulkner, Andy Irvine y Gallo Rojo. También a Justin McCarthy por su conmovedora lectura de “La tolerancia de los cuervos”, de Charlie Donnelly.

 

Un enorme agradecimiento también a todos los asistentes  y a los que, no pudiendo estar presentes, enviaron donaciones. Hubo gente que viajó desde toda Irlanda y desde más allá para estar allí.

Los ingresos de la noche asegurarán la continuación y éxito de nuestro trabajo. Hay mucho trabajo por hacer, pero nunca tendremos otras personas más inspiradoras que aquellos que defendieron la República Española.

 

Quizás la única nota sombría en la celebración de la resistencia antifascista fue el reconocimiento de que muchos de los que dieron todo en España tal vez nunca se darían cuenta de que su legado sería tan apreciado, que sus nombres serán recordados siempre. Los recordamos más que nunca, se han convertido en una inspiración para esta y las  futuras generaciones de personas que reconocen los peligros que nos rodean y la complacencia que permite convertir al fascismo en algo aceptable.

 

Para resumir, recordemos las inmortales palabras del discurso de despedida de La Pasionaria a los brigadistas que fueron leídas en el concierto:

 

Hoy se van. Muchos, millares, se quedan teniendo como sudario la tierra de España, el recuerdo saturado de honda emoción de todos los españoles. ¡Camaradas de las Brigadas Internacionales! Razones políticas, razones de Estado, la salud de esa misma causa por la cual vosotros ofrecisteis vuestra sangre con generosidad sin límites os hacen volver a vuestras patrias a unos, a la forzada emigración a otros. Podéis marcharos orgullosos. Sois la historia, sois la leyenda, sois el ejemplo heroico de la solidaridad y de la universalidad de la democracia, frente al espíritu vil y acomodaticio de los que interpretan los principios democráticos mirando hacia las cajas de caudales o hacia las acciones industriales que quieren salvar de todo riesgo.